domingo, 8 de octubre de 2017

Lucia di Lammermmor en el Teatro Empire

Gaetano Donizetti,
vivo en su música




Escribe: 
Alejo Guiomar
Alvarez Castillo


El sábado 30 de Septiembre, el Teatro Empire nos abrió las puertas para su última función de una de las más reconocidas Óperas del Compositor italiano Gaetano Donizetti.


Impecable como de costumbre, el Teatro posee una estética conservadora a la vez que atractiva. Las puertas abiertas media hora antes y el rápido acomodo de la amplia masa de espectadores nos permitieron disfrutar del espectáculo casi desde la hora pactada.
La escenografía fue tan sutil hasta el punto de resultar poco convincente. Unas telas que se iban tiñendo con el pasar de las escenas, junto a la voluntad del iluminador, y en algún que otro momento unas proyecciones sobre el fondo del escenario, nos dejaron la sensación de poco.
La obra –constituida por 3 actos– fue interrumpida por el breve intervalo al que ya nos tienen acostumbrados los teatros modernos. No es una Ópera de Wagner, no vamos a tener que atornillarnos al asiento por seis horas, pero tampoco es una ópera corta y se ve que hoy en día es una justificación válida para añadir a la partitura innumerables compases de silencio antes en este caso del 3er. Acto.

Presos de la temporalidad de la música y de cada vez más cortos lapsos de atención del espectador, una producción se ve obligada a interrumpirse antes de su resolución. Como si nos mostraran la mitad de un cuadro y nos dieran 15 minutos de descanso antes de pasar a la otra habitación y ver la parte restante.

Se vio a una Lucía (Paula Alba) fresca, enamorada, radiante, con mucho poder de interpretación y de actuación. Bella voz lírica con pinceladas que hicieron de los primeros momentos en escena (Regnava nel silenzio) una muy disfrutable experiencia. Amable con las siempre presentes coloraturas de las Sopranos de Donizetti, supo no dejarse llevar por la complejidad de su partitura y proponer siempre la expresividad y la dulzura de su personaje. Quizá, atrapada dentro de la delicada Lucía, no liberó su voz a grandes volúmenes en momentos en los que se necesitaba más presencia y poder vocal. Lograda con creces la interpretación de “In dolce suono”, el momento más intenso y complejo del personaje. Se llevó el merecido y cálido aplauso de un Teatro repleto.Interesante proyección y resolución del también complicado registro de escritura para los tenores de Donizetti, Germán Polón (Edgardo) se lució tanto con su firme aparición como en el inicio del Tercer acto con “Orrida è questa notte”. Se atrevió a los sobreagudos sin dubitativo alguno y, promediándolos, salió vencedor. Muy grata interpretación de Edgardo.




Enrico (Alfredo Martínez) tuvo sus momentos de lúcidez con un papel difícil en toda su extensión; se llevó el claro liderazgo en la primera escena y en momentos como en el dúo con Lucía se lo vio con confianza y presencia escénica. Buena caracterización del personaje.

Otro personaje que se llevó los aplausos de la gran mayoría fue Raimondo (Augusto Nureña Santi), barítono-bajo de exquisito color. El punto clave para su lograda interpretación fue la sincera y natural impostación de su voz. Soberbia perfomance, intervino en los momentos justos y de la mejor manera.

Tanto Alisa (Anahí Fernández Caballero), como Normanno (Ulises Hachén) y Arturo (Gustavo Oliva), tuvieron una bien recibida actuación, sin sobresaltos ni deslices visibles. Completaron una interesante producción y presentación en escena de la Ópera de Gaetano Donizetti.

Al disminuido Coro –sólo cinco cantantes– se lo vio tímido y desconcentrado en algunos pasajes. Les faltó confianza y proyección en algunas de sus intervenciones.

Para completar el desarrollo de los componentes de esta Ópera, no se puede dejar afuera a la Orquesta, liderada en esta ocasión por Facundo Sacco. A la par de momentos de brillantez y delicadeza, presenciamos varios infortunios músicales, como así otros de exagerada intensidad e intento de tomar protagonismo (al nivel de obstaculizar la comunicación del público con los solistas). En ocasiones nos costó digerir las risas y/o los diálogos que son frecuentes entre los instrumentos de cuerda; se debería tener más en cuenta que en el Teatro Empire la Orquesta está a la vista del público y se ve todo mínimo detalle. Cómo así la Orquesta está a la vista de todos, también el director, el cuál en varios momentos dejó “pagando” a los solistas con unos exagerados accelerando.

Buena presentación de una Ópera de gran dificultad como lo es Lucia di Lammermmor. Recomendado espectáculo.

Sinopsis de Prensa:

Lucia de Lamermoor, la aclamada tragedia de Donizetti, cuenta con dirección escénica de Patricia Palmer y dirección musical de Facundo Sacco. Sus intérpretes serán Paula Alba como 'Lucia', junto a Germán Polón, Alfredo Martinez, Augusto Nureña Santi y gran elenco.

Lucía de Lammermoor es un drama trágico en tres actos con música de Gaetano Donizetti y libreto en italiano de Salvatore Cammarano, basado en la novela The Bride of Lammermoor de Sir Walter Scott.
La acción transcurre en Escocia a finales del siglo XVI. Pero el centro de la historia de Lucia di Lammermoor es el ideal romántico, la unión imposible entre dos amantes, por causa de la mezquindad del hombre, la adversidad y el destino, sólo con la muerte podrán ver cumplido sus sentimientos. Lucía es el amor frustrado e imposible, la rivalidad entre las familias, la separación, el matrimonio forzado, parricidio, delirio, demencia, suicidio… en un crescendo de dramáticos acontecimientos que se desarrollan en una atmosfera febril.
Es una historia de poder que ve como protagonistas a hombres guerreros y violentos, es esa misma violencia masculina la que oprime y aplasta a la pobre Lucia. Toda la ópera puede ser considerada como un retrato musical de la frágil y apasionada protagonista femenina, en una sucesión de estados de ánimo a cual más conmovedor.




Ficha técnico-artística:

Cantantes:
Lucía – Paula Alba
Edgardo – Germán Polón
Enrico – Alfredo Martínez
Raimondo - Augusto Nureña Santi
Alisa – Anahí Fernández Caballero
Arturo – Gustavo Oliva
Normanno – Ulises Hachén
Espectro – Leandro de Souza

Coro:
Sopranos: Daniela Zabala – Emilce del Valle
Tenores: Felipe Llenera – Gabriel Volpe Guzmán
Barítonos: Francisco González – Miguel Saldaña

Asistentes de Dirección Escénica: Fernando Heinsius / Leandro Buzzi
Vestuario: Luis Vilches
Escenografía: Zacarías Gianni
Diseño Gráfico: Pablo Córdova 

Dirección Escénica – Patricia Palmer
Dirección Músical – Facundo Sacco
Web: http://www.facebook.com/operalucia/

Lucia di Lammermoor – Gaetano Donizetti

Teatro Empire

No hay comentarios:

Publicar un comentario