domingo, 24 de diciembre de 2017

Il Trovatore en el Teatro Asturias

La Compañía Verdi
despide el año
con una de las grandes obras
del maestro italiano






Escribe:
Alejo Alvarez Castillo


Si bien podríamos estar toda la velada escuchando las Arias de Leonora, de Manrico, las bellísimas armonías corales o las caricias auditivas de la orquesta, no siempre las podremos hallar con tanta justeza y serenidad, en un ambiente quizá íntimo, como el que se brindó en el Teatro Asturias por parte de la Compañía Lírica Giuseppe Verdi el día 25 de noviembre de este año para esta ópera del maestro italiano.

El elenco de la segunda fecha tuvo como protagonistas a Fermín Prieto (Manrico); Mariana Pedroza (Leonora); Gabriel Rabinovich (El Conde de Luna); Mairin Rodriguez (Azucena), entre otros.

El coro de la Compañía se mostró dubitativo en las primeras escenas de la Ópera pero fue ganando confianza al paso de los pentagramas. Ya para la cabaletta de Manrico (Di quella pira), las voces masculinas se hicieron bien presentes en el Teatro Asturias. Sabido esta que Il Trovatore hace una gran diferencia coral a favor de los soldados, no obstante, en los momentos debidos las cuerdas femeninas tuvieron gratos sonidos y precisas entradas. Acá debemos mencionar al tenor Pablo Cena, con sus destacadas actuaciones en escena, y a la única contralto del Coro, la señora Norma Grifa, dos pilares notables del Coro de la Compañía.

Fermín Prieto se puso al hombro un personaje quizá pesado para su registro vocal, pero logró llevarlo con honor y se permitió momentos de exquisita sutileza (Ah si, ben mio coll´essere). La enamorada de Manrico, Leonora (Mariana Pedroza), tuvo altibajos en su interpretación, hasta el punto de renunciar a una parte de su papel, además de inconvenientes con los interminables sobreagudos que debió cantar. Cabe resaltar que esto no hizo mella en los momentos en que pudimos de disfrutar de su voz llena de color y lirismo.

Gabriel Rabinovich fue el encargado de cantar “Il Balen del suo sorriso” y de sostener las grandes dificultades vocales que el Conde di luna requieren. Mucha presencia escénica y un agradable color de voz hicieron que obviáramos algunas ausencias de cobertura del sonido y problemas con el libreto.


Punto aparte merece una de las mejores Mezzosopranos de la lírica de Buenos Aires, en esta ocasión en el personaje de Azucena. Mairin Rodríguez deslumbró con su magnífico caudal de voz, digno de los grandes teatros, y sobre todo con su elaborada técnica y proyección, que hizo que todo sonido producido por ella sea escuchado desde la primera a la última fila. Excelente la actuación y los matices que le dieron vida a su personaje, broche de oro para esta cantante.

Estamos buscando palabras para describir la emoción que transmite la Maestra Susana Cardonett cada vez que abre una partitura de cientos de páginas como libro releído, pero nunca, pero nunca, repetido. Siempre una emoción diferente, una interpretación única cada vez que sus dedos acarician el teclado de un piano.

Una excelente despedida para este año que nos deja expectantes para la Temporada 2018 de la Compañía Verdi.




Ficha Técnica:

Reparto:
El conde de luna – Gabriel Rabinovich
Leonora – Mariana Pedroza
Azucena – Mairin Rodriguez
Manrico – Fermin Prieto
Ferrando – Marcelo Boluña
Inez – Carina Viana
Ruiz – Gabriel Sala
Un viejo gitano – Raúl Lagomarsino
Un mensajero – Pablo Macia

Direccion músical – Ramiro Soto Monllor
Direccion general y escena – Adriana Segal

Piano y dirección de solistas – Susana Cardonnet


No hay comentarios:

Publicar un comentario