miércoles, 4 de julio de 2012

Mujeres jubilosas













El frenesí femenino resiste los años
Escribe: Héctor Alvarez Castillo


La obra de Luis Visentín: Mújeres jubilosas, que con adaptación de Daniel Di Rubba presenta el Grupo Pivot, está desde el mes de mayo en el Teatro El Espión, de Sarandí 766, y próximamente comenzará una gira por distintas ciudades.
En Mújeres jubilosas, cinco mujeres en escena dan vida a una comedia rápida, que en poco menos de una hora logra divertirnos; con motivo del cumpleaños de Alba, una viuda jubilada será visitada por un grupo de amigas y su díscola prima. La figura del violador, que en el discurso de las protagonistas se hace presente con insistencia, no pasa de ser una mezcla de fantasma y deseo sexual postergado, pero moviliza la acción dramática, incluso hasta la escena final donde las cinco mujeres se reúnen en una especie de manifiesto público, 



en parodia del haka maorí, y dan forma una expresión más vigorosa, que contrasta con las mujeres temerosas que recelan por su seguridad hasta minutos antes. 





Excelente interpretación de Antonella Tiravassi, en el papel de la pícara Matilde, la prima muda de la anfitriona. Adriana Gallo, justamente, interpreta con calidad a Alba, correctamente secundada por Marianela Quevedo, Nelda, y Liliana Gallo, Bety. En la última parte de la obra aparece Mirta Vacalebre, Dora, intervención que dará posibilidades teatrales interesantes. 




Daniel Di Rubba no sólo se encarga de la adaptación del texto original, sino que tiene a cargo la dirección general de la puesta, con asistencia de Pablo López. En esta suma de roles, Daniel Di Rubba también nos da muestras de su capacidad.

1 comentario:

  1. Tuve el placer de ver esta obra en el Teatro La Nona, de La Plata. Exquisita, graciosa y por momentos perturbadora. Impecable "El frenesí femenino resiste los años"

    ResponderEliminar