sábado, 29 de noviembre de 2014

La princesa amarilla en el Empire



Un concierto
Sinfónico Coral
y una ópera de
Camille Saint-Saëns







Escribe: Alvarez Castillo



Previo a la representación de la ópera de Camile Saint-Saëns, se brindó un concierto coral de alta calidad y de tono intimista, dedicado a composiciones francesas de los siglos XIX y XX. Las obras elegidas para la primera parte reflejan un selecto gusto y la participación de los integrantes del ensamble coral se hizo acreedora de entusiastas aplausos. Recital que por sí justificaba la asistencia en el Teatro Empire.


La segunda parte –de alguna manera el plato principal debido a que esta ópera no aparece en el repertorio de las compañías que regularmente apreciamos en nuestro medio– continuó por el buen camino.


El nombre completo de este renovador de la música del siglo XIX es Charles Camille Saint-Saëns. Nació en la capital de Francia en 1935, falleciendo en 1921 en la ciudad de Argel, en ese entonces colonia de su país. No sólo fue un importante compositor y virtuoso pianista, sino que también se destacó como director de orquesta y maestro de quienes fueron posteriormente importantes compositores, entre ellos: Gabriel Fauré y Andres Messager, además de ser uno de los fundadores de la Société Nationale de Musique.


En esta ópera de música ligera y graciosa, recorre el argumento la fascinación por el lejano Oriente propia de la mirada occidental de ese período. Ese mundo pleno de exotismo atrajo la atención tanto a filósofos como de artistas pertenecientes a diversas artes. Recordemos a los impresionistas y post-impresionistas.


Saint-Saëns fue una personalidad de una riqueza intelectual y creativa que asombra. La mente inquieta de un renacentista en el siglo de la Revolución Industrial, hacen de él una personalidad destacada en amplio sentido del término cultura. Agregamos, como nota de color, que fue el primer compositor notable que escribió música para el cine: L'Assassinat du duc de Guise (El asesinato del duque de Guisa), un corto de 15 minutos filmando en Francia en el año 1908, bajo la dirección compartida de André Calmettes y Chales Le Bargy

La princesse jaune, título original, es una ópera cómica en un acto y cinco escenas estrenada en París en el año 1972. Tiene la particularidad de haber sido la primera ópera de este gran compositor francés en ser estrenada, no obstante de ser la tercera en orden compositivo. Con esta creación se inicia la relación artística de Saint-Saëns con el libretista Louis Gallet, con quien lo uniría también un lazo de amistad.


En esta velada, se desempeñaron como solistas la soprano Lucía Alonso y el tenor Matías Klemm. La dirección musical fue de Leandro Soldano, acompañado por Fernando Heinsius en dirección escénica y Teresa Duggan en coreografía, todos merecedores del saludo de Arte en Baires.



Sinopsis de Prensa:

Primera parte:

Gabriel Fauré: Cantique de Jean Racine
Hector Berlioz: Villanelle
Erik Satie: L'omnibus automovile (solista Pablo Urban)
Gabriel Fauré: Pavanne
Les Berceux (solista Stephanie Rivas)
Erik Satie: Je te veux (solista Stephanie Rivas)
Gabriel Fauré: Madrigal

Segunda Parte:

Camille Saint Saens:
La Princesa amarilla (ópera en 1 acto)


SINOPSIS:

La historia sigue a Kornélis, un estudiante que está fascinado por todas las cosas japonesas, y su prima Léna, quien está enamorada de Kornélis. Kornélis, sin embargo, está demasiado obsesionado con su retrato de Ming, una muchacha japonesa, para darse cuenta de los afectos de su prima por él. En un sueño fantástico causado por una poción, Kornélis se ve transportado al Japón. Al principio entusiasmado, al final se desilusiona conforme se va dando cuenta de que él está enamorado de Léna.








No hay comentarios:

Publicar un comentario