miércoles, 8 de octubre de 2014

Bi de Gustavo Soto

Luego de Carnes
Gustavo Soto
Nos entrega
Bi



Escribe:
Alvarez Castillo


Estuvimos en el estreno de Bi, obra de Gustavo Soto que se presenta en Martes de danza, Ciclo que conduce este interesante coreógrafo en el espacio cultural “La oreja negra”.

En Bi dos seres nos interrogan desde el escenario. Presenciamos en esos cuerpos nerviosismo y tensión, además de dudas, ante cada paso a seguir. Y en ese clima, se relacionan con el otro y con ellos mismos.


Los roles a veces aparecen travestidos y una mínima verbalización dispara otras posibilidades. Acá mencionamos también la contribución de la música, que se muestra en un punto alto. Crea el ambiente, acompaña acertadamente a los bailarines. Alberto Quercia Lagos, desde la creación e ingeniería de sonidos, expresa su talento una nueva vez junto a Soto. También halagamos el vestuario, a cargo de Marisa Elorriaga.


Los cuerpos de Romina Alaniz y de Sergio Bartlett se complementan durante Bi, conjugando dramatismo y soledad.



En BiGustavo Soto lograr crear imágenes plenas de estética desde su comprensión de la danza contemporánea. Tenemos ante nosotros un juego de insinuaciones. Una coreografía que indaga en el cuerpo, ese protagonista absoluto de la danza.



Sinopsis:

Por momentos soy él,  por otros ella, soy femenina y masculina. Ser, desear, querer y sentir,  serán parte de Bi.

Sobre la obra: 


Gustavo Soto se encontraba pensando e investigando sobre su nuevo trabajo de movimiento,  quería que tenga que ver con la idea del libre género sexual, se  puso a investigar y encontró un texto actual por internet que se titula: “Las nuevas categorías sexuales” por Barbara Riederman, producción periodística: Diego Urbina. En el cual se encontraban algunas nuevas categorías sexuales con denominaciones muy particulares, la que cerro con el trabajo que venía construyendo fue la categoría de: “Bigénero”  alguien que se identifica como mujer y hombre en diferentes momentos. Es aquí la premisa fundamental de “Bi”. Intentó llevar a través de la danza y desde su construcción, la idea de dualidad entre lo femenino y masculino ese bienestar que se produce al estar en esos estados, las competencias de querer ser mujer o hombre sabiendo que se nace con un solo sexo, pero la idea de Soto es que uno nace y construye su cuerpo como más le guste, uno es libre de hacer con él lo que desee. La obra investiga esa idea de ser dos, se pasa de movimientos masculinos al femenino y viceversa, por algunos momentos se juega y por otros se profundizan…


Ficha Técnica:

Intérpretes: Romina Alaniz, Sergio Bartlett.
Música Original/Ingeniería de sonidos: Alberto Quercia Lagos.
Fotografía: Martín Raviolo.
Vestuario: Marisa Elorriaga.
Diseño gráfico: Alejandro Elizondo.

Composición Coreográfica y Dirección general: Gustavo Soto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario